Abierta en la UTCH Sala Situacional

Una exposición que muestra las cifras de la realidad de Quibdó y de sus familias, instituciones escolares, organizaciones y comunidades

En el 2018 UNICEF en alianza con entidades municipales, la Corporación Región y organizaciones sociales del territorio como la Asociación para las Investigaciones Culturales del Chocó (ASINCH) e Impacto y Estrategias en Salud Comunitaria (IMESCO) desarrollaron el proyecto Quibdó municipio seguro para niños, niñas y adolescentes.

En el marco de este proyecto se buscó que niños, niñas y adolescentes, organizaciones sociales e instituciones públicas gestionaran información de calidad sobre la afectación diferencial de la violencia armada organizada en la niñez y la adolescencia y las estrategias de protección más pertinentes. Para lograr esto se diseñó e implementó la propuesta de sala situacional, estrategia estética y comunicativa para generar experiencias personales con la información sobre la protección de la infancia y la adolescencia en contextos de múltiples violencias en el municipio de Quibdó.

Después de un proceso de concertación con la Universidad se ha logrado abrir un espacio para que la comunidad universitaria y la sociedad civil, pueda acercarse y reconocer los múltiples retos que se tienen para construir un municipio seguro para las niñas, los niños y adolescentes. Esta es una oportunidad de interacción con información sobre la realidad de los derechos de la infancia y la adolescencia quibdoseña, así como experiencias de trabajo cultural, organizativo e institucional que se han desarrollado para su protección y la promoción de sus capacidades.

«Esperamos que sea útil para generar reflexiones y acciones de profundización investigativa, diálogos entre organizaciones y aportes a los debates que se avecinan en la construcción de los planes de desarrollo. Este esfuerzo tendrá sentido en tanto sea la comunidad la que se apropie de estos procesos y haga larga su vida útil» manifestó la arquitecta Anny Peña, curadora de la exposición que se exhibe desde este miércoles en el primer piso del bloque 11-edificio de investigaciónes, como una forma de apropiación social del conocimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *